MATAR A NUESTRO DIOS

Amparados en la libertad de caminar sin rumbo fijo me adentré en las colinas de mis fincas. Como siempre iba acompañado de mi homúnculo y como no, de mi gata Bruna. Aprovechando que el paseo parecía largo le pregunté a Bruna como es que nos comunicábamos entre nosotros. Rápidamente me contestó que era porque ella no utilizaba el sistema tridimensional de comunicación, ni siquiera el cuadrimensional, sino que usaba el dodecaedrico.

Extrañado le dije, como quieres decir, ¿es posible utilizar el sistema dodecaedrico para comunicarse? A lo que ella me respondió, sabrás por tus iniciaciones que cada vez que avanzabas ibas adquiriendo un nuevo sistema de comunicación que se basaba en las matemáticas. Eso actuaba en tu cerebro y sin darte cuenta eres capaz de intercomunicarte con otras entidades.

Entonces cuando algo lo he rechazado tan contundentemente quiere decir que mi yo me avisa de que no debo contaminarme más. Si, respondió Bruna, si escuchas a tu voz interior te darás cuenta de que de pronto rechazas una institución, una persona o grupo de personas, incluso situaciones que dejas de tener interés por ellas.

Bruna siguió diciéndome que mi facilidad para olvidar amistades, compañeros, novias, situaciones o instituciones y cualquier cosa que haya tenido, pero ya no tengo, es una suerte de avatar que subyace en cada ser humano haciéndonos más resistentes a muchas cosas. También me dijo que eso no es tener falta de sentimientos, sino cambio de sentimientos en otra cosa que me llena más.

El homúnculo, ajeno a este tipo de conversación pues no iba con él, no dejo de contemplar el paisaje que por otro lado era muy caluroso. Entonces le pregunté a mi homúnculo si no tenía calor y me dijo, eso que es.

Bruna intervino de nuevo diciéndome que tuviera cuidado con mi desarrollo en el plano astral, pues las potencias demoniacas se manifiestan y es una consecuencia natural de la fisión que se produce en cada estadio del desarrollo. En alquimia se representa con la mujer puesta en pie sobre la luna.  Si la ves huye.

Comprobar también

SASSUWUNNU

Caminando hacia la finca la Serra estaba filosofando sobre la vida y la muerte. Algunos …

View my Flipboard Magazine.